Hijos que dan consejos laborales a sus padres

Hijos Millennials aconsejan a padres

Hace rato pasó la época en que los padres cometían errores y los hijos se quedaban callados. Hoy los herederos y herederas son al mismo tiempo nuestros observadores y jueces más estrictos. Por ese mismo motivo, pueden aconsejarnos y evitar que nos equivoquemos en varias esferas de la vida, siempre que tengamos la suficiente humildad y mente abierta para escucharlos atentamente.

Así lo considera Francisco Urrutia, gerente de WCP de la prestigiosa empresa de cortinas y persianas Hunter Douglas quien no oculta la gran admiración que siente por todos sus hijos, y especialmente por su hija más joven, quien se convirtió en su principal crítica y colaboradora a la hora de filtrar los mensajes publicitarios que enviaba a sus consumidores.

«Reconozco que hasta hace poco tiempo, mi hija millennial me hacía clases de marketing. Yo le pedía consejos sobre las campañas publicitarias y ella me orientaba. Tiene muy buen ojo para estos temas y muy buen sentido y me decía: “Papá, esta letra, en este aviso, nadie que sea mayor de edad la va a poder leer” o “Este mensaje que estás entregando es una traducción del inglés y no funcionará en Chile”, entonces siento que me apoyaba mucho en cosas de ese estilo», comenta.

Sin duda tener la posibilidad de que tus hijos o hijas te aconsejen cómo realizar una mejor labor en tu trabajo tiene que ver con su madurez, pero también por la percepción positiva o negativa que tengan de la empresa.

Actividades relacionadas

En este sentido, los especialistas aseguran que el hecho de que los hijos conozcan el tipo de trabajo que realizan las personas, trae aparejados múltiples beneficios, tanto para las empresas, como las familias en su conjunto.

Mientras en los padres o madres trabajadoras, aumenta la motivación, productividad e identificación con las empresas, estas mejoran su clima laboral y fortalecen sus ventajas competitivas. Además, en los cónyuges mejora la percepción que tienen de la organización, mientras que a los hijos les permite finalmente ponerle un rostro a la empresa, y dejar de considerarlo como el ente misterioso que les quitaba a sus padres varias horas al día.

En Estados Unidos hace más de 20 años que comprobaron estos beneficios y pusieron en práctica el “Bring Your Kid To Work Day”, que se celebra el cuarto jueves de abril y es una tradición desde 1993.

En ese país, además existen empresas dedicadas exclusivamente a generar en las organizaciones masivas jornadas de esparcimiento, entre padres e hijos, en las empresas que lo solicitan.

Mientras tanto en Chile

Esta tendencia está tímidamente comenzando a tomar forma y existen cerca de 10 empresas que llevan adelante jornadas masivas donde los hijos pueden visitar el lugar de trabajo de sus padres. Entre ellas se cuentan Banco Santander, Delotte y empresas mineras como Cerro Colorado y Doña Inés de Collahuasi.

Cabe destacar que en 2018 el diputado por Antofagasta, José Miguel Castro presentó al Congreso un proyecto de ley para que los niños acudan una vez al año al lugar de trabajo de sus padres y compartan con ellos parte de su jornada.

La iniciativa solicita que las empresas que cuenten con una planta de cien trabajadores o más, acuerden dentro de sus actividades anuales al menos un día, donde sus trabajadores puedan concurrir con sus hijos o hijas.

Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.