Lo que nunca te dijeron sobre emprendimiento

Consejos de emprendedores

Hasta que al fin te decidiste. Hiciste todos los trámites correspondientes y ya tienes tu microempresa. Estás feliz, exultante y ves todo o casi todo de color rosa: Tus clientes comprarán tus productos o servicios rápidamente -de hecho, harán filas para llevárselos-, te pagarán siempre en los tiempos acordados, los proveedores cumplirán con los plazos y tendrás un rápido retorno de tu inversión. Lamento decepcionarte, pero no es así. Somos humanos y nuestra mente con regularidad crea películas completas sobre cosas que no han sucedido y nunca van a suceder.

Pensando en esas verdades que nunca te dijeron sobre el emprendimiento en Chile, le preguntamos a seis destacados empresarios y microempresarios que fue lo más difícil de lanzarse a las turbulentas aguas de formar su propia empresa. Las respuestas puede que te sorprendan.

Enzo Langer, reconocido empresario inmobiliario tiene el panorama sumamente claro sobre los temas que afectan en Chile a los pequeños empresarios: “Emprender es difícil. Cuesta mucho que los bancos te apoyen económicamente cuando recién estás partiendo y no tienes capital. Hay que tener cuero de chancho para no rendirse ante las primeras negativas, ser persistente y demostrar que tu idea de negocio es buena y que saldrás adelante con, o sin su ayuda. Si bien hoy en día tengo cierto éxito, me gustaría que la gente supiera que he tenido que pasar duros momentos para llegar donde estoy. Nada en la vida es gratis”, aseguró Enzo Langer.

Para Roxana Luzzi, microempresaria del diseño, con más de 20 años de experiencia en este rubro, la parte más complicada de iniciar su negocio fue conseguir el apoyo económico para iniciar su empresa. “Para mí lo más difícil fue comenzar con deudas porque estaba en Dicom, mi cuenta de banco daba pena, criar a un niño pequeño, correr todo el día y trabajar hasta tarde”. Además, asegura que “me hubiese encantado saber que el Estado te daba alguna ayuda. Yo nunca opté por nada de eso, pero ahora es más fácil acceder a esa información”.

Mantener el flujo

Eduardo Bristilo, microempresario del rubro automotriz, considera que lo que más cuesta al partir es mantener el flujo de capital necesario para no afectar el stock ni la producción de la empresa. “No sabes lo que va a pasar y todos los días es iniciar nuevamente de cero” indica. Por eso aconseja diversificar el tipo de clientes que se posee ya que “si el flujo se detiene en un área puedes afirmarte con otra. Si tienes una sola línea de entrada, es muy difícil”.

En opinión de Daniela Castro, quien tiene una empresa de servicios de entretención para eventos, lo más difícil de convertirse en microempresaria ha sido darse cuenta de la cantidad de horas que se deben dedicar al negocio para asegurar la respuesta de los clientes y su satisfacción plena en cada evento al que concurre. “Nunca pensé que serían tan sacrificado y agotador” declara.

Asimismo, Oscar Ubillo, microempresario de las comunicaciones, asegura que lo que más le hubiese gustado saber antes de lanzarse con su empresa es “que existían negocios mucho más grandes y rentables que el se me ocurrió implementar” confiesa entre risas.

En tanto, Marlene Gracia, microempresaria de orfebrería y fotografía, lo complicado es “entender qué es una propuesta de valor y que vender es ayudar. Saber que un producto no es nada si no le sirve a alguien”.

Por último, Carlos Mossow, quien se lanzó hace dos años con un food truck de comida rápida en Santiago, confiesa que lo más difícil ha sido ganarse un espacio en su rubro, ya que actualmente existe mucha competencia. “Por suerte he contado con el apoyo incondicional de mi familia en esta aventura y estoy muy contento por eso”

Según un estudio realizado hace 4 años por el ministerio de Economía y Fomento, entre los microempresarios de todo el país el aspecto más importante que limita el crecimiento de su empresa es la falta de financiamiento (37 %).

Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.